Diésel vs. Gasolina, pon a prueba su desempeño

El diésel y la gasolina tienen muchas diferencias que pueden beneficiarte de una u otra forma dependiendo de tus necesidades. ¡Compáralas!

El dilema para elegir diésel o gasolina es un cuestionamiento constante entre quienes poseen un vehículo de cualquier tipo. Aquí encontrarás más información sobre estos combustibles y hablaremos de algunos puntos clave que te ayudarán a poner a prueba su desempeño.

¿Cuáles son las principales diferencias?

De inicio su composición. Aunque podríamos decir que ambos tienen procesos similares, el diésel o gasóleo es el producto que se obtiene a partir de la destilación y purificación del petróleo crudo, especialmente para retirar el azufre, y se usa principalmente en los motores diésel y como combustible doméstico.

Por su parte, la gasolina es la mezcla de hidrocarburos líquidos volátiles e inflamables obtenidos de la destilación y tratamiento del petróleo crudo, que se usa como combustible en algunos tipos de motores de combustión interna y sus componentes son más ligeros que los del gasóleo.

¿Qué diferencias tienen su motores?

Como acabamos de mencionar, estos combustibles funcionan en diferentes tipos de motores.

Motores a diésel

  • Su diseño los hace ser bastante pesados.

  • Encienden a base de la compresión del combustible.

  • Alcanzan un mayor torque con un consumo de combustible bajo.

  • Requieren un mantenimiento constante y temprano.

  • Sus reparaciones son pocas pero con precios elevados.

  • Debido a que su arranque es eléctrico puede durar más.

  • Esta cualidad puede desgastar más rápido la batería.

  • Aunque se trabaja en ello, aún son bastante ruidosos.

  • Tiene mayor torque pero menor potencia.

Motores a gasolina

  • Tienen un diseño mucho más ligero.

  • Permiten entrar aire y encienden por medio de una chispa.

  • Consumen más combustible para alcanzar un mayor torque.

  • El mantenimiento puede realizarse cada 10 mil km aproximadamente.

  • Puede necesitar reparaciones constantes pero accesibles.

  • Se desgastan más rápido que sus contrarios.

  • Su batería suele tener buena duración.

  • Los avances tecnológicos los han hecho cada vez más silenciosos.

  • Tienen mayor potencia y menor torque.

¿Cuál contamina más?

Aunque hasta el momento se ha hecho evidente que el desempeño del diésel puede ser mejor que el de la gasolina, es una realidad que el combustible preferido por el sector transportista contamina más debido a sus compuestos.

Actualmente tiene una mala fama agravada por las nubes de humo negro que expulsan muchos de los camiones que se mueven gracias a este combustible, pero también hay muchas empresas mejorando la tecnología de sus motores a diesel para hacer que sus unidades reduzcan el número de emisiones tóxicas, así como otras que nos preocupamos por reducir los costos con alternativas más ecológicas, tal como lo demuestra nuestra línea de llantas Ecopia.

¿Necesitas comparar su precio?

Definitivamente. Aunque el diésel es casi tan fácil de encontrar como la gasolina, es importante que tengas en cuenta que su precio es ligeramente mayor, algo que se amortiza gracias al rendimiento que puede llegar a tener pero que sin duda debe tomarse en cuenta al momento de organizar presupuestos, siempre considerando el alza del combustible, efectos y soluciones.

Como puedes ver, las diferencias entre estos combustibles son muchas y la última decisión es completamente tuya, por lo que te recomendamos estar muy atento a tus hábitos de conducción y a los tipos de trayectos que realizas para poder elegir la opción ideal que vaya con tu vehículo.