¿Conoces el hidroplaneo?

El hidroplaneo o aquaplaning puede ponerte en riesgo, conoce qué es y cómo evitar sus consecuencias.

Los climas lluviosos y la temporada de lluvias son todo un reto para tu vehículo y una prueba de habilidad para ti como conductor, pues transitar por los caminos se hace más complicado y los accidentes aumentan. ¿Pero conoces las causas de este tipo de incidentes? El hidroplaneo puede ser una de ellas.

¿Qué es el hidroplaneo?

El hidroplaneo, también conocido como aquaplaning o acuaplaneo, es la pérdida de tracción que se presenta cuando un auto circula con cierta velocidad sobre una superficie cubierta de agua. Este efecto hace que pierdas el control sobre el vehículo y es el causante de múltiples accidentes, ya que reduce la fricción necesaria entre las llantas y el suelo para aumentar la velocidad o cambiar la dirección.

Aunque los surcos o dibujos de las llantas de carga están diseñados para expulsar el agua del camino y aumentar la fricción, algunas veces la cantidad de líquido es mayor a la que pueden evacuar, por lo tanto, la presión del agua se acuña debajo de la cubierta y la levanta del pavimento. Es justo en ese momento cuando se presenta el aquaplaning, pues la fricción se reduce o desaparece, anulando el contacto de las llantas

Si has llegado a sentir que tus llantas para camión se descontrolan en este tipo de escenarios es porque dejan de rodar y comienzan a patinar sobre la superficie mojada, lo que anula su capacidad de frenado y hace que pierdas el control del vehículo hasta que éste llega a una superficie con menor cantidad de agua y recupere la fricción o hasta que encuentra algún obstáculo, lo cual es más peligroso.

También te podría interesar consultar el artículo “¡Emergencia! ¡¿Qué hacer en caso de derrape?!”

¿Cuáles son las causas del acuaplaneo?

Como lo mencionamos la cantidad de agua presente en el camino es el factor más importante pero también pueden presentarse otros, con los que por seguridad vial y personal debes tener cuidado, por ejemplo: la textura del pavimento, los surcos y la inclinación del camino que, dependiendo de la intensidad de la lluvia, pueden aumentar la acumulación del agua.

Además existen otros factores relacionados con la condición de tu vehículo, mismos que si tienes en cuenta antes de salir podrás controlar para evitar ponerte en riesgo y siempre debes tener presente que los vehículos grandes con ruedas anchas y diámetro corto son más propensos a este tipo de situaciones.

Recomendaciones

Conocer muy bien las condiciones de aceleración y frenado es primordial, así como tener claro el estado de tus llantas para camión cuya cubierta no debe estar tan desgastada y deben estar infladas a la presión óptima de acuerdo con sus medidas. Conoce y elige las llantas para camión ideales para ti en nuestra página.

Si sabes que es muy probable encontrarte en una situación de hidroplaneo, te recomendamos disminuir la velocidad y aumentar la distancia con el vehículo que tengas frente a ti.

Usa tus luces con responsabilidad. Si puedes, evita usar “las altas” pues puedes provocar que alguien en sentido contrario pierda visibilidad, usa las direccionales para indicar tu siguiente maniobra y procura que ésta no sea brusca.

Revisa y dale mantenimiento a los limpiaparabrisas ya que con aquaplaning el coche necesitará que éstos funcionen a la perfección para que puedas ver el camino que estás por recorrer, así como para ver y evitar la mayor cantidad de baches y charcos posibles.

Ahora que ya sabes qué es el aquaplaning o hidroplaneo esperamos que tu próxima salida a carretera en temporada de lluvias sea todavía más segura con Bridgestone.