¿Qué revisar en un camión antes de realizar un viaje?

Conoce cuáles son los puntos básicos que debes revisar antes de realizar un viaje con tus llantas para camión.

Llegar seguro a tu destino es la meta en cada viaje y aunque existen carreteras que pueden resultar complicadas, recuerda que también hay puntos clave que debes tomar en cuenta antes de salir. Revisarlos con cierta periodicidad puede marcar la diferencia.

1. Comienza la inspección de camiones

Como parte de esa periodicidad, existen puntos que puedes revisar diariamente, por ejemplo que los niveles de los diferentes líquidos del vehículo como lo son el aceite del motor, el aceite de la dirección hidráulica y el anticongelante, así como el líquido del embrague y el del parabrisas, estén el punto adecuado, de acuerdo con tu camión y que todas las tapas se encuentren bien cerradas con el fin de disminuir la probabilidad de fugas.

Dentro de la cabina también hay varios elementos que debes inspeccionar antes de iniciar tu viaje. Te recomendamos encender el vehículo, ponerlo en neutral y asegurarte de que todos los testigos del tablero permanezcan apagados. En caso de que alguno se encienda, te indicará que hay problema con esa función y deberás repararla antes de partir.

Recuerda acomodar bien tu asiento. Colocarte en una postura cómoda y a la distancia correcta del volante te permitirá revisar que las luces (faros, direccionales, intermitentes, reversa, etc.) se enciendan y apaguen adecuadamente; que todos los pedales funcionen sin problemas, así como que cerciorarte de que la carga de aire en tanques sea la óptima, en caso contrario es recomendable realizarles un purgado para eliminar la concentración de agua por condensación.

2. Continúa la revisión general

Después de salir de la cabina te recomendamos continuar la revisión checando el chasis, la caja -y dependiendo de tu camón- el eje cardán, las tuberías, frenos y la suspensión, así como realizar un purgado de sedimentador de diésel para evitar la concentración de agua en el combustible, lo ideal es hacerlo tres veces a la semana, pues lo mantendrá en mejores condiciones.

Revisa que las baterías estén el lugar correcto y que no haya cables sueltos ni sarro o suciedad acumulada en las tapas, también checa que no exista ningún tipo de fuga física de aceite, combustible o de cualquier tipo de líquido. Si es así, deberás identificar de dónde proviene la fuga, repararla y reajustar los niveles del líquido que se haya perdido.

3. No te olvides de las llantas para camión

Revisar todas las llantas del camión es sumamente importante ya que de eso depende el manejo y control del vehículo al salir a carretera. Asegúrate de que todas las llantas para camión se encuentren ubicadas en el lugar correcto, para saber cuáles son, checa este post: “Posiciones y funciones de las llantas para tractocamión”.

Si tu camión ya ha sufrido percances sobre las llantas, es recomendable que contemples la posibilidad de realizar un servicio de alineación y balanceo antes de tu viaje, si es no es necesario, solo revisa la presión de inflado, que debe estar en el nivel exacto para ese tipo de llanta y así evitar un desgaste inadecuado o la ponchadura de la misma.

También deberás cerciorarte de que tus llantas de camión se encuentren en buen estado y que no tengan daños como grietas o picaduras que las puedan comprometer durante el viaje. Finalmente no te olvides de las bandas de rodamiento. Éstas no deben estar totalmente desgastadas y sí contar con la profundidad suficiente, por eso, en caso de que necesites cambiarlas sabes que siempre puedes aprovechar nuestra venta de llantas para camión visitando nuestro catálogo, y seguir dando tu máximo desempeño en cada viaje para llegar con bien a tu destino.

El refuerzo podría tener este tipo de imágenes: