Ruta Toluca-Naucalpan, el terror de los camioneros de carga

La Ruta Toluca-Naucalpan es conocida como la Ruta del Terror conoce por que y sigue nuestras recomendaciones para que no vivas momentos de amargura en tus viajes hacia Toluca.

Las historias de terror en las carreteras abundan y más en un país como el nuestro tan lleno de mitos e historia pero, como bien diría este dicho popular: “hay que tenerle miedo a los vivos y no a los muertos”, y es que este tramo se ha convertido en un verdadero terror para los transportistas que la recorren.

De inicio, esta carretera que recorre los municipios de Toluca, Lerma, Xonacatlán, Huixquilucan y Naucalpan, tendría el objetivo de canalizar los flujos vehiculares desde y hacia la Ciudad de Toluca, de la región norte y poniente de la Zona Metropolitana del valle de México, que antes se recorrían por la autopista Chamapa-Lechería. Su planeación contemplaba la creación de una autopista de altas especificaciones que impulsara los puntos de desarrollo de la región centro y oriente del estado, logrando así una conexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Toluca.

Esta ruta, junto con la autopista Lerma-Tres Marías, fueron clasificadas como “Autopista Verde” debido a los beneficios de sustentabilidad ambiental que le otorga a las zonas colindantes con ella, sin embargo sus 39 kilómetros han sido el lugar de historias menos agradables para los camioneros que la recorren.

Actualmente, los transportistas han comenzado a llamar “ruta del crimen o ruta del terror” al tramo de 10 kilómetros que inicia en el acceso al Parque Industrial Toluca 2000 y llega hasta el centro de Xonacatlán debido a la cantidad de asaltos que se registran en él. Se dice que es el paso con más actividad criminal ya que los delincuentes van tras los contenedores y su cargamento.

Esta carretera conformada por gasolineras, tiendas de servicio, locales de comida, moteles de paso, talleres mecánicos y hasta antros, también alberga algunas oficinas, pero a menos que sea total y absolutamente necesario pasar a checar a ellas, muchos camioneros procuran evitar detenerse en este tramo, que si bien puede parecer un mercado común y corriente, las autopartes robadas presentes en los talleres de refacciones hablan de todo lo contrario.

La poca vigilancia combinada con escasa señalización y baches son aprovechadas por la delincuencia organizada para atracar a los transportistas. La forma más común en la que operan es con dos o tres autos sin placas, con aproximadamente ocho hombres armados, que amagan a los conductores. Se sabe de casos donde han llegado a amarrarlos de pies y manos, y mantenerlos retenidos bajo amenazas hasta llevarse la carga.

La Alianza Mexicana de Organización de Transportistas (AMOTAC), a través de su vicepresidente nacional Carlos García Álvarez, dió a conocer que tienen registros hasta de 10 a 15 asaltos semanales sobre la Toluca-Naucalpan, con pérdidas de entre 1 a 6 millones de pesos por asalto, motivo por el cual la han rankeado como la vía más peligrosa de las que conectan con Toluca.

De acuerdo con propias declaraciones del líder transportista “Las famosas cachimbas que están a pie de carretera, son las más peligrosas, donde se paran a tomar café, en otros donde se hace la compra-venta de combustible” y los cargamentos más buscados son jabón, abarrotes, alcohol, llantas, refresco y café.

Aunque nos gustaría que este tipo de historias fueran cosa del pasado, desafortunadamente son una realidad con la que tenemos que convivir día con día, por lo que te recomendamos tomar medidas de precaución al transitar por la zona: evita detenerte si no es completamente necesario, manténte comunicado mientras la recorres, si puedes comparte tu ubicación en tiempo real con algún compañero que pueda auxiliarte en caso de que haya peligro, y de ser así no opongas resistencia, posteriormente realiza la denuncia correspondiente.

Tu vida es muy importante, alguien te espera en casa y en Bridgestone queremos que llegues bien a tu destino. ¡No te expongas!